Todo lo que debes saber sobre los radares y las sanciones por exceso de velocidad

13/11/2017

Circular a mayor velocidad de la permitida es una de las infracciones que más realizan los automovilistas en nuestro país. Prueba de ello es que el pasado abril, en solo una semana (del 17 al 23 de ese mes), la Dirección General de Tráfico (DGT) denunció a 31.086 conductores por exceso de velocidad en una campaña de vigilancia específica. De los 581.294 vehículos controlados, un 5,34% fueron denunciados.

Sobrepasar los límites establecidos puede conllevar una multa (de 100 a 500 euros), retirada de puntos del carnet (de 2 a 6 puntos), retirada del permiso de conducción e incluso penas de prisión. En el caso de superar en 60 km/h la velocidad permitida en vía urbana o en 80 km/h en vía interurbana se establece pena de cárcel de tres a seis meses, multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, la privación de conducir vehículos a motor desde uno y hasta cuatro años.

Tabla con las multas y la retirada de puntos según la infracción por exceso de velocidad

Tabla con las multas y la retirada de puntos según la infracción por exceso de velocidad (DGT)

Si se conduce con una temeridad manifiesta, por encima de los citados límites, y poniendo en peligro concreto la vida e integridad de los demás usuarios de la vía, la pena de prisión aumentaría de los seis meses a los dos años y la retirada del carnet se podría elevar hasta los 6 años.

El control de velocidad se realiza mediante radares, que pueden ser fijos,móvilesde tramo aéreos (instalados en helicópteros Pegasus). Tanto la DGT como el Servei Català del Trànsit y el Gobierno del País Vasco (las competencias de tráfico están traspasadas en Catalunya y Euskadi) ofrecen información sobre su ubicación en sus correspondientes páginas web (están enlazadas en el texto).

Un helicóptero Pegasus ha cazado un Porsche 911 GT3 RS circulando a 245 km/h por la R-4 de Madrid

Un helicóptero Pegasus ha cazado un Porsche 911 GT3 RS circulando a 245 km/h por la R-4 de Madrid (DGT)

Sin embargo, los cinemómetros no son infalibles y tienen un margen de error que puede llevar a la imposición de sanciones inapropiadasAsí lo denuncia la organización de defensa de los conductores AEA (Automovilistas Europeos Asociados). El presidente de la entidad, Mario Arnaldo, asegura que “solo en el último año, la DGT ha impuesto 285.137 sanciones por exceso de velocidad con importes y detracción de puntos por encima de lo que marca la ley. Esta cifra supone aproximadamente el 10% del total de las denuncias formuladas por los radares fijos y móviles de la DGT en 2016”.

Prueba de ello es la reciente sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 18 de Madrid que ha estimado el recurso planteado por los letrados de AEA en defensa de uno de sus socios, al que Tráfico había impuesto una sanción de 300 € y la pérdida de 2 puntos de su permiso de conducir por circular a 152 km/h por la R-2, a la altura del kilómetro 48, en la provincia de Guadalajara y la ha reducido a tan sólo 100 €, sin detracción de puntos.

Tramo controlado por radar en la N-340 en el Montsià, de Amposta a Sant Carles de la Ràpita

Tramo controlado por radar en la N-340 en el Montsià, de Amposta a Sant Carles de la Ràpita (Jordi Marsal/ACN)

Para intentar evitar este tipo de problemas, la Dirección General de Tráfico decidió unificar en 2015 el umbral de tolerancia en el que se activarían los radares en todo el todo el territorio de su competencia. De este modo, estableció que cuando la velocidad máxima permitida es inferior a 100 km/h el cinemómetro debe saltar cuando se sobrepasa en 7 km/h y cuando el límite es superior a los 100 km/h debe activarsecuando la velocidad es un 7 % superior a la establecida para esa vía.

La razón de por qué se ha establecido la “tolerancia 7”, tanto en porcentaje como en cantidad, es porque los errores máximos permitidos de los radares de la DGT se encuentran en una franja que va entre el 3% de los más nuevos y el 7% de los más antiguos; de ahí que Tráfico haya considerado aplicar el 7% como el umbral de tolerancia más garantista y beneficioso para el conductor.

El presidente de AEA, Mario Arnaldo, asegura que “solo en el último año, la DGT ha impuesto 285.137 sanciones por exceso de velocidad con importes y detracción de puntos por encima de lo que marca la ley”

 

 

 

Font i Foto: La Vanguardia