Golpear a un peatón al dar marcha atrás es una conducta imprudente que queda impune

19/06/2019

El tribunal no aprecia que el riesgo que creó el conductor fuera especialmente grave

 

No toda conducta imprudente al volante está sancionada por la ley. Así lo pone de manifiesto la Audiencia Provincial de Valladolid al determinar que golpear a un peatón al dar marcha atrás para salir del aparcamiento constituye una "conducta imprudente leve que queda impune".

En la sentencia (cuyo texto íntegro puede consultar aquí), el tribunal absuelve al conductor del delito de lesiones por imprudencia grave que se le acusaba al considerar que los hechos no produjeron una situación de riesgo "especialmente grave".

Como se describe en los hechos probados de la sentencia, el incidente se produjo cuando el acusado dio marcha atrás para salir del aparcamiento sin mirar por los espejos retrovisores, invadiendo el paso de peatones y golpeando en la pierna a una mujer que pasaba detrás del coche en ese momento. El impacto le provocó una contusión múltiple y un traumatismo superficial de la pierna, por los que necesitó 40 días y 15 sesiones de rehabilitación para curarse, sin tener finalmente ningún tipo de secuelas.

 

Font i Foto: cincodias.elpais.es