El CGPJ aprueba un plan para cumplir la ley de igualdad en la judicatura

31/01/2020

El Poder Judicial ha detectado que "las mujeres de la carrera judicial continúan teniendo problemas para compatibilizar su formación profesional con el desempeño de sus tareas profesionales y de las de atención y cuidado de la familia, problemas que deberían ser atajados en el futuro próximo".

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha aprobado por unanimidad su segundo plan de igualdad en la judicatura, en el que reconoce que "seguimos muy lejos de alcanzar los porcentajes mínimos de presencia equilibrada de mujeres y hombres exigidos por la ley de igualdad".

El plan aboga por garantizar una representación equilibrada de mujeres y hombres en los distintos niveles de la carrera y trata además de asegurar que toda la judicatura tenga una formación adecuada en materia de igualdad, enjuiciamiento con perspectiva de género y violencia sobre la mujer, informa el CGPJ.

El nuevo texto, que evalúa el grado de implementación de las medidas previstas en el anterior, de 2013, también busca fomentar la utilización de un lenguaje no sexista tanto en el ámbito administrativo, en los documentos de toda clase emanados del CGPJ y demás órganos de gobierno del poder judicial, como del judicial, en toda clase de resoluciones dictadas por los órganos judiciales.

En el apartado dedicado al acceso a la carrera judicial por el turno de libre oposición el texto señala que el 71,2% de los 188 nuevos jueces que ingresaron en 2018 eran mujeres, confirmándose así la tendencia registrada en años anteriores, el 53,2% en 2017 y el 64,1% en 2016.

Sin embargo el análisis de la presencia de mujeres en puestos de nombramiento discrecional revela según el plan que "los avances en este punto, aun siendo perceptibles, son todavía insuficientes".

Así señala que solo dos de las diecisiete presidencias de tribunales superiores de justicia de comunidades autónomas están ocupadas por mujeres, que sin embargo sí suponen ya el 45,2% de las presidencias de sala en estos órganos judiciales.

Además hay diez presidentas de audiencias provinciales frente a cuarenta presidentes varones cuando las mujeres destinadas en estos órganos son el 38,3%.

En cuanto al Tribunal Supremo, hay 16 mujeres, nueve de ellas nombradas en el presente mandato del CGPJ, y 61 hombres.

El plan reconoce avances "como la entrada de mujeres en todas las salas del Supremo por primera vez en la historia, en particular en su sala de lo penal, que ha pasado de no contar con ninguna mujer en doscientos años a tener tres, y el haberse alcanzado también por primera vez la paridad entre mujeres y hombres en una de las salas de este tribunal, la de lo social".

"Se ha producido una mejora sustancial en la presencia de mujeres en las presidencias de Sala de los tribunales superiores de justicia pero los avances han sido mucho más tímidos en todos los restantes cargos de nombramiento discrecional y seguimos estando muy lejos de alcanzar los porcentajes mínimos de presencia equilibrada de mujeres y hombres exigidos por la ley para la igualdad efectiva", reconoce.

Y advierte de que la participación de las mujeres en los procesos selectivos para puestos de nombramiento discrecional "sigue siendo muy baja" pese a ser mayoría en la carrera judicial pues presentan solo el 37,5% de las solicitudes a estas plazas por lo que el plan señala necesaria la realización de un estudio sociológico que analice en profundidad las causas que llevan a esta situación.

El CGPJ ha detectado que "las mujeres de la carrera judicial continúan teniendo problemas para compatibilizar su formación profesional con el desempeño de sus tareas profesionales y de las de atención y cuidado de la familia, problemas que deberían ser atajados en el futuro próximo".

Así, señala que entre 2013 y 2019 fueron concedidas a mujeres dentro de la carrera judicial el 97,3% de las excedencias por cuidado de hijos menores de edad o de familiares dependientes, el 90,5% de las reducciones de jornada por este motivo y el 66,7% de las licencias extraordinarias retribuidas de quince días para atender necesidades urgentes de conciliación.

 

Font i Foto:expansion.com