Alud de demandas para declarar fijos a los interinos catalanes

25/06/2020
Sentencias recientes espolean a los empleados temporales a pleitear contra las administraciones
 

 

Pau Albert Martí maneja más de 400 demandas de trabajadores de instituciones públicas catalanas. Están listas para presentarse, al igual que las casi 40 que el abogado ya ha interpuesto. Todas piden declarar fijos a empleados que encadenan largas trayectorias con contratos temporales.

"Hemos recibido más de 100 peticiones en las últimas semanas. Los que llevan más años en la administración empezaron en 1993 y el grueso es de 2004 a 2007", detalla Martí. Son los llamados interinos, que se encomiendan a una sentencia que el Tribunal de Justicia de la UE dictó en marzo. El pronunciamiento abre la vía para sancionar el abuso de temporalidad en el sector público español, que ha infringido repetidamente el límite que la ley marca para que la concesión de plazas en propiedad no se demore más de tres años.

Constatada la infracción, la discrepancia radica en cómo reparar a los eventuales, que sumaban 905.300 asalariados en corporaciones públicas de toda España en 2019 y 105.000 en Cataluña: bajo su condición, carecen de la oportunidad de ascender y les amenaza un despido sin compensación.

La Generalitat recalca que la resolución europea no obliga a convertir a los interinos en indefinidos, si bien los afectados plantean que no hay amonestación más ajustada a la sentencia que afianzarlos en su puesto. Esgrimen que no acarrearía costes y se eludirían litigios que conlleven una factura millonaria en indemnizaciones al erario público.

"Es una situación que la política debe evitar. No puede ser que se les eche después de 10 o 15 años y que, con la que está cayendo, se les indemnice cuando un juez resuelva algún día", cuestiona Martí, integrante de la Plataforma de Interinos de Cataluña. El colectivo reprende al Govern y ayuntamientos catalanes por retomar procesos selectivos paralizados con el confinamiento, en los que quienes ocupan los puestos tendrán que disputárselos con más candidatos.

"No asumir las convocatorias previstas significa alargar la temporalidad", aduce el Departamento de Políticas Digitales y Administración Pública, que añade que tendrá en cuenta los "servicios prestados" por los interinos. En todo caso, se prescindiría del personal no fijo si no se impone en las pruebas.

La plataforma que lo representa cifra 14.596 posibles perjudicados en la Generalitat. Estima que podrían reclamar 771 millones de euros al Govern por las compensaciones que el fallo europeo contempla. Por el contrario, el ejecutivo catalán niega un exceso de temporalidad "en la mayoría" de contrataciones.

La plataforma remarca que los interinos superaron los criterios exigidos en su momento y que cesarlos ahora sería "temerario". Subraya, por ejemplo, que los educadores sociales ejercen sin que se hayan organizado oposiciones en 15 años y los técnicos superiores, desde hace 11. El Govern culpa de la "imposibilidad" de convocar plazas dentro del término a que la "normativa estatal" impuso tasas que limitaron la reposición.

Un juzgado de Alicante ha reconocido como fija a una empleada eventual durante 13 años y ha dado aliento al colectivo, que propone acatar el fallo europeo mediante procesos selectivos restringidos a interinos que sirvan de reválida. El Govern los descarta porque cree que no se adecuan a la ley.

 

 

Font i foto: elmundo.es