Abogados de oficio catalanes piden ayuda, desde la primera línea

23/03/2020

El descenso de la actividad judicial por el coronavirus golpea también a la abogacía, con el turno de oficio en primera línea: los colegios se organizan para apoyarles, pero exigen más medidas de protección, como permitir la asistencia letrada telemática, y ayudas para paliar la crisis del sector.

Con el confinamiento y las restricciones a la movilidad impuestas por el estado de alerta, se han reducido a más de la mitad los delitos y las detenciones, igual que las asistencias letradas que se reparten los abogados inscritos al turno de oficio, muchos de los cuales viven casi en exclusiva de la justicia gratuita.

En la demarcación del Colegio de Abogados de Barcelona, las asistencias se han reducido a más de la mitad desde la entrada en vigor del estado de alarma y entre un 17 y un 29 % de los letrados del turno de oficio han renunciado a las guardias, a menudo por problemas de conciliación derivados del confinamiento.

Apenas se han recibido quejas de los abogados de oficio que se han visto obligados a trasladarse a comisaría o al juzgado por las guardias porque, resalta Carmen Valenzuela, diputada de la junta de gobierno del Colegio de la Abogacía de Barcelona, los letrados, "como los médicos y los sanitarios, son gente involucrada y de mucha vocación, gente que está tirando del carro".

Para proteger a sus letrados de oficio, los colegios de abogados de toda Cataluña están entregándoles guantes y gel desinfectante para las guardias, además de bolígrafos -un objeto que a menudo pasa de mano en mano en el juzgado y que parece susceptible de retener el virus-, aunque ninguno ha podido conseguir mascarillas, por los problemas de desabastecimiento.

No obstante, los colegios de abogados quieren ir más allá en las medidas de protección y exigen al Consejo General del Poder Judicial, al Ministerio y al Departamento de Justicia que permita que la asistencia letrada de los servicios esenciales -a detenidos y víctimas de violencia machista- se lleve a cabo por vías telemáticas, sea teléfono o videoconferencia.

Según ha explicado a Efe Manel Albiac, presidente del Consejo de la Abogacía Catalana -que reúne a los 14 colegios catalanes-, algunas comisarías de los Mossos d'Esquadra están "facilitando" la protección de los abogados y, cuando tienen los medios para hacerlo, les permiten dar asistencia a los detenidos a cierta distancia, a través de los barrotes de calabozo, o incluso por un interfono.

 

Font: El Periodico (EFE)