“Cualquier intento de justicia sin papeles requerirá el apoyo de la abogacía”

31/03/2015

La Plana mayor de la Abogacía se dio cita este viernes en Reus con motivo de los actos que tuvieron lugar del 170 Aniversario de esta entidad colegial.  El lema no  pudo ser más acertado “170 años de Justicia de Proximidad”, un comentario que explica la importancia de la entidad colegial en esta localidad tarraconense, siempre próxima a su sociedad. Y es que junto a abogados como Carlos Carnicer, presidente del CGAE y Abel Pie del Consell también acudieron el alcalde de Reus, Carles Pellicer, el director general de Entitats Jurídicas y del Dret, el presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona, el fiscal jefe de Tarragona, así como autoridades, jueces y magistrados de la ciudad, los responsables de los cuerpos de seguridad, representantes de entidades de la ciudad y muchos abogados. “Lo importante en estos años es que la ciudad ha hecho suyo el colegio y esto es lo importante”, explica Pere Huguet, su decano actual desde el 2003 y vicepresidente del CGAE. Para este jurista es evidente que “Reus se dio cuenta que apostar por la justicia y un sistema de resolución de conflictos era parte de su progreso”, indica. Huguet recibió del presidente Carnicer la Gran Cruz al Mérito en el Servicio a la Abogacía en el citado evento.

 

En primera persona

 

“Ya en el siglo XIII la ciudad de Reus contaba con la llamada Veintecuatrena, un grupo de juristas que impartían justicia en la localidad. Con posterioridad, en 1845, que es la fecha de fundación del Colegio de Abogados su primer decano Bernat Torroja, junto con una comisión de ciudadanos se fue a Madrid para regresar con el decreto de la creación de la Audiencia de la Criminal en nuestra ciudad.

 

Hay que reseñar que la población lo asumió como un éxito y se celebró una fiesta con motivo de este logro. Se trataba de celebrar que ya teníamos esa Audiencia de lo Criminal, antecedente de lo que hoy es la Audiencia Provincial.  Se tiende que será un factor de progreso de la ciudad. Hay poca documentación de la época porque alguna se destruyó. Creo que este concepto de proximidad lo ha entendido la propia ciudad.

 

Al mismo tiempo, la propia ciudad advirtió que esa proximidad tenía que estar subrayada con la presencia del Colegio de Abogados que se encargara de salvaguardar el derecho a la defensa de los ciudadanos en los tribunales. Esto ha hecho que la ciudad de Reus defendiera como institución propia su institución colegial.”

 

Sr Huguet, ¿cuáles son las fechas claves de una institución tan longeva en el tiempo como el propio Colegio de Abogados de Reus?

 

Hay muchas, pero le voy a citar algunas de las más recientes. En aquel momento que el decano Enrique Castro, uno de mis predecesores, hizo un movimiento convocando a todas las entidades de la ciudad para que se construyese un nuevo Palacio de Justicia. De hecho se llegó a montar un acto con esa petición, en un entorno donde en  aquel momento las relaciones entre Ayuntamiento y Generalitat no eran buenas. Al final, el logro, tener un Palacio de Justicia en Reus de acuerdo con las necesidades de nuestra sociedad.

 

Y la otra fecha más reciente tiene que ver cuando el Proyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales que abanderaba el aquel entonces Ministro, Alberto Ruiz-Gallardón, ponía en entredicho el futuro del Colegio. En ese momento todas las entidades de la región se dirigieron mostrando su apoyo a la propia entidad colegial.  Nadie duda que gracias a su esfuerzo, también ayudaron a que el Ministerio reconsiderase esa decisión.

 

¿Porqué ha tenido este Gobierno a los Colegios Profesionales en su punto de mira?

 

Es un tema que se repite de forma cíclica cada cierto tiempo. No es una cuestión de este Gobierno ni la del anterior. Si analizamos la documentación histórica que tenemos en el Colegio nos damos cuenta que cada cierto tiempo aparece esta idea de suprimir los colegios profesionales.

 

Esta medida viene más por el desconocimiento de la función que cumplen que por otras circunstancias.  Siempre cuando me preguntan por este tema me viene a la memoria el modelo francés de nuestro país vecino.

 

En él, hay tantos colegios como tribunales y no se concibe un lugar con un Palacio de Justicia sin ese Colegio de abogados.  Y es que no se concibe impartir justicia sin que exista alguien que proteja el derecho a la defensa.

 

En nuestro país no debemos discutir más sobre este tema sino que si hay que hablar que existe en todos los tribunales alguien que respalde el derecho a la defensa.

 

¿Desde su punto de vista, este modelo actual de 83 Colegios de Abogados es operativo?

 

Creo que hasta ahora ha funcionando bastante bien y no debería tocarse. Lo que desde el CGAE y el resto de los Colegios no entendemos es el porqué se quiere modificar si realmente sus resultados ahí están. En cada partido judicial están instaurados los colegios de abogados y el modelo funciona hasta la fecha sin problemas.

 

Usted lleva doce años al frente del decanato. ¿Se muestra satisfecho de los logros alcanzados en este periodo de tiempo?

 

Lo apuntaba en el acto de celebración de este pasado viernes que este mes de diciembre acaba mi mandato y no me presentaré a la reelección. Creo que este acto corrobora parte de los objetivos que nos pusimos como tarea hace años cuando asumimos el decanato.

 

 Ver a tantas autoridades, asociaciones  en esa celebración han indicado que  el Colegio de Abogados no es solo de los letrados sino patrimonio de toda la ciudad.

 

Creo que hemos logrado recuperar el espíritu en el que el Colegio como los que trabajamos en la entidad, estamos al servicio de la sociedad. No se entienden las entidades colegiales sin esa vinculación a su entorno más próximo.

 

Llama la atención que ustedes en Reus han logrado fidelizar a los abogados alrededor de su Colegio, cuestión que no siempre es sencilla.

 

No hay fórmulas mágicas, pero le voy a dar un dato. De un colectivo de 303 abogados residentes ejercientes, en la citada cena celebración de nuestra efeméride éramos más de trescientos invitados, lo que habla mucho de su implicación con nuestra institución. Es un porcentaje muy alto, del que nos sentimos orgullosos.

 

Además de esto, creo que nuestros colegiados ven cerca a la Junta de Gobierno. Se pueden poner en contacto con nosotros siempre que sea necesario de forma directa. Así tanto el Decano como cualquier miembro de la Junta de les puede atender. Y lo hacemos con sumo gusto, sin lugar a dudas.

 

Al mismo tiempo hemos desarrollado diferentes actividades formativas, siempre muy vinculadas al propio abogado y su carrera profesional. Siempre hemos ofertado formación de calidad que les ha ayudado a mejorar su ejercicio profesional. 

 

De manera paralela, nos preocupa cómo trabajan los abogados en Reus, y estamos en contacto directo con los propios magistrados y Salas de Gobierno para poder mejorar esas condiciones de trabajo que no siempre son las más idóneas.

 

Da la sensación que la sensibilidad que hay en materia de justicia por parte del Consell no la hay por parte del Ministerio a nivel nacional.

Con la Generalitat los catorce colegios que configuramos el Consell mantenemos unas muy buenas relaciones. Respecto al Ministerio de Justicia salimos de una etapa negativa con Ruiz-Gallardon en los últimos tres años. Ahora la llegada de Catalá ha recuperado el diálogo y es posible consensuar muchas de sus reformas.

 

Temas como el de la Justicia Gratuita están más o menos solventados en Catalunya, cuestión diferente en el resto del país con notables retrasos en los abogados del Turno de Oficio.

 

Es verdad. Creo que es fundamental que la Administración Pública crea de verdad en la gestión que estamos haciendo los Colegios de Abogados de la Justicia Gratuita.  Con la Generalitat también tuvimos momentos duros sobre esta cuestión pero a base de diálogo y reuniones logramos el consenso actual.

 

Cualquier Administración que se dé cuenta del papel que jugamos los Colegios de Abogados no puede más que sentarse a hablar con las entidades colegiales para buscar una solución y llegar a un acuerdo. Así lo hemos hecho con la Generalitat. Esta es la manera de contar con una abogacía bien formada y retribuida puntualmente.

 

Respecto al dinero de las tasas judiciales, que iba a ir para Justicia Gratuita, pero ha quedado para el erario público, ¿Qué habría que hacer con esa suma tan importante?

 

El Ministro tiene que cumplir lo que dijo y destinar el dinero de las tasas a la Justicia Gratuita, lejos de entrar en el debate si soy o no partidario de ellas. Se trata de cumplir un mandato legal que vendría muy bien a nuestra justicia gratuita.

 

¿Qué espera del próximo Congreso de la Abogacía que tendrá lugar el próximo mes de mayo en Vitoria?

 

Es una cita de gran importancia donde se va a demostrar una vez más que la abogacía siempre ha estado a la vanguardia desde el punto de vista tecnológico.  Es un acierto haber centrado el tema en las repercusiones jurídicas de la tecnología aplicada a nuestra profesión.

 

Vivimos un momento de modernización de nuestros conceptos jurídicos. No solo hablaremos de tecnología como elemento de trabajo sino como concepto en el trabajo diario de un abogado. La tecnología ya es una parte clave que condiciona nuestro ejercicio profesional.

 

¿Será posible que el próximo 1 de enero tengamos una justicia sin papeles, como ha anunciado el Ministro Catalá?

 

Ojala lo consiga aunque el plazo es justo como todos sabemos. Si el ministro logra contar con los operadores jurídicos en general, y con la abogacía en particular, es bastante posible que el 1 de enero del 2016 tengamos esa justicia sin papeles.

 

Es evidente que habrá que adaptar Lexnet al nuevo entorno tecnológico de forma definitiva. Hasta el momento su puesta en marcha se demora pese a que la abogacía ha mostrado su colaboración con el propio Ministerio de Justicia.

 

¿Cambiarán mucho los Colegios de Abogados por la propia tecnología?

 

Es posible que haya cambios pero lo más importante será adaptarse a los nuevos entornos que surjan de estas modificaciones. No obstante, el trabajo hecho desde el CGAE a través de Redabogacía hará que este tránsito sea menos complicado de lo que se espera. A día de hoy, casi todos los Colegios estamos interconectados via online. Muchos Colegios, entre ellos Reus, envían ya sus actuaciones del Turno de Oficio por via telemática. Nosotros ya hemos llegado a la justicia sin papeles.

 

 

Font i Foto: www.lawyerpress.com