Comisión de Mediación

En el año 2001 se aprobó la Ley 1/2001, de 15 de marzo, de Mediación Familiar en Cataluña. La nuestra pasó a ser la primera comunidad autónoma que regulaba la mediación familiar y se convirtió así en un referente para las leyes autonómicas posteriores. La Ley 1/2001, de 15 de marzo, de Mediación Familiar en Cataluña se limitaba a la resolución de conflictos en situaciones de crisis de convivencia de las parejas, en caso de ruptura, separación o divorcio.

En el 2009 se publicó la Ley 15/2009, de 22 de julio, de Mediación en el Ámbito del Derecho Privado, también pionera en el Estado español. Esta nueva ley, por un lado, ampliaba el objeto de la mediación a cualquier conflicto en el ámbito de la persona y la familia, y por otro, extendía el objeto de la mediación a la civil.

El Decreto 135/2012, de 23 de octubre, por el cual se aprobó el Reglamento de la Ley 15/2009, de 22 de julio, de Mediación en el Ámbito del Derecho Privado, nace con el objetivo de ampliar la aplicación de la mediación a todos los ámbitos de la vida de las personas y las entidades, consolidando la mediación como una nueva herramienta de gestión de conflictos y de resolución extrajudicial.

 

REQUISITOS DE LOS MEDIADORES

La condición de mediador se adquiere por la vía de la inscripción y tiene como requisitos indispensables:

  1. el ejercicio de la profesión durante tres años en los últimos cinco años;
  2. la acreditación de la formación específica, consistente en cursos homologados por el Centro de Mediación de Derecho Privado de Cataluña con una duración de 200 horas, con la condición de que se haya asistido al 80 % de las sesiones;
  3. estar colegiado.

Además, y de conformidad con lo que establece el artículo 21 del Decreto 135/2012, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 15/2009, de 22 de julio, en el ámbito del derecho privado de Cataluña se exige una formación continuada a la persona mediadora, requisito que implica acreditar la participación activa en 40 horas bienales como mínimo.

 

EL SOM

El SOM (Servicio de Orientación a la Mediación) es un servicio que tiene por objeto impulsar y difundir en Cataluña la mediación como método de resolución de conflictos. Este servicio lo presta el Ilustre Colegio de Abogados en colaboración con el Centro de Mediación de Derecho Privado de Cataluña, en el marco de los diferentes servicios de orientación jurídica (SOJ).

Las funciones del SOM son:

a) Informar sobre la posibilidad de llevar a cabo la mediación civil y mercantil.

b) Orientar y atender a la persona interesada en la mediación.

c) Informar sobre la mediación y sus características.

d) Proporcionar el formulario de solicitud y facilitar la ayuda necesaria para rellenarlo.

e) Informar directamente sobre los requisitos necesarios para obtener asistencia jurídica gratuita o derivar al interesado al SOJ.

f) Ponerse en contacto con la otra parte implicada en la posible mediación y ofrecerle la misma información y ayuda en la cumplimentación de la solicitud de mediación y de asistencia jurídica gratuita.

g) Remitir ambas solicitudes a la sede del centro de mediación familiar de Cataluña correspondiente a su territorio, junto con la solicitud de asistencia jurídica gratuita o su reconocimiento.

 

PROFESIONALES QUE PRESTAN EL SERVICIO: el Servicio de Orientación a la Mediación está formado por letrados ejercientes o no dentro del ámbito del Colegio de Abogados de Girona que también tengan la condición de mediadores habilitados en el Centro de Mediación de Derecho Privado de Cataluña y que se hayan inscrito voluntariamente para llevar a cabo la labor de orientación.

Los abogados que presten sus servicios en el SOM pueden recibir el asesoramiento de la Comisión de Mediación del Colegio y del Centro de Medición de Derecho Privado de Cataluña sobre todas las tareas e incidencias propias de la función de orientación a la mediación.

 

OBLIGACIONES DEL MEDIADOR ORIENTADOR: dado su carácter voluntario, la inscripción en el turno de orientación a la mediación comporta la obligación de prestar el servicio durante un año natural desde la fecha de inscripción, y solo por causa justificada se puede renunciar al turno que corresponda.

Transcurrido el mencionado plazo, el mediador tiene libertad para darse de baja del SOM.

El mediador orientador se compromete a respetar la intimidad de los usuarios del SOM, a mantener la reserva y a garantizar la seguridad y la integridad de sus datos y de todos los que obtenga durante la prestación del servicio.

Así mismo, se obliga a facilitar la información o los datos que le sean requeridos por la Comisión de Mediación para la elaboración de la memoria del Servicio. Además, se compromete a asistir a las sesiones de formación e información especialmente destinadas a los mediadores orientadores que se lleven a cabo, y a colaborar con la Comisión de Mediación del Colegio en todo lo necesario para el buen funcionamiento del Servicio.

Horario: cada mediador orientador presta el servicio por turnos rotativos.

Si el mediador orientador no pudiera, por causa justificada, asistir al turno que le corresponde, deberá comunicarlo a la Comisión de Mediación con una antelación de como mínimo 48 horas a fin de que se pueda organizar la sustitución.

El mediador orientador se obliga a cerrar todos los expedientes que inicie personalmente durante su turno, aunque deba hacerlo fuera del turno que le haya sido asignado.

Se entiende por expediente la formalización de una solicitud por una parte interesada, la comunicación a la otra parte o partes interesadas (llamada telefónica y envío de carta), la confirmación de la aceptación o no de la mediación por estas y, en todo caso, la formalización de la solicitud por todas las partes.

El Servicio de Orientación de Girona está operativo los viernes de 10 a 13 h y los miércoles de 12 a 14 h.

El SOM cierra durante todo el mes de agosto y los días comprendidos entre el 23 de diciembre y el 7 de enero.

Retribuciones: el mediador informador recibe una retribución por las horas semanales que cubre en los turnos rotativos. El pago se hace efectivo anualmente, y la cuantía depende del presupuesto total que destine el Departamento de Justicia y de los gastos de funcionamiento del Servicio.

 

Presidenta:       D.ª Míriam García Gutiérrez
 

Vocales:              D. Josep Viella Massegú

       D.ª Paloma Lavandeira Amenendo

       D.ª Mònica Cano Rafart

       D.ª Gisela Dotes Serra

       D.ª Patrícia Osorio Libby